Algunas dietas

La dieta ideada por el Dr. Robert Atkins en los años 1970 es una de las más populares, seguida por miles de personas en todo el mundo, aunque, a pesar de haber demostrado ser efectiva, esta rodeada de polémica por su planteo “revolucionario”.

No se trata de un régimen de adelgazamiento al uso, sino de una dieta en sentido amplio, es decir, de una forma de alimentarse que puede seguirse durante toda la vida.

La dieta promueve el consumo de proteínas y de grasas, limitando solamente el consumo de hidratos de carbono a todos aquellos que tengan un índice glucémico bajo. En realidad, no se restringen todos los hidratos, porque algunos, como la fibra, pueden ser consumidos sin límite. El resto se deben reducir a cantidades determinadas, que dependen de cada persona y de la etapa de este método nutricional que se esté siguiendo.

El sistema se divide en cuatro fases, a través de las cuales se va aumentando progresivamente la cantidad diaria de hidratos de carbono que se consumen. Los únicos que quedan suprimidos totalmente son los azúcares y las harinas refinadas.

Fase de inducción:

En esta se reduce la ingesta de carbohidratos a veinte gramos diarios, obtenidos no de cualquier alimento, sino sobre todo de ensaladas y verduras. Los hidratos como carnes, pescados, la mayor parte de los mariscos, pollo y volatería, embutidos, huevos, etc. están autorizados sin ningún tipo de restricción. La inducción debe seguirse por un plazo mínimo de dos semanas, aunque puede prolongarse en función del peso que falte por perder y del mayor o menor aburrimiento que pueda causar la limitación de alimentos que pueden comerse en esta fase.

Se aumenta el consumo de hidratos de carbono, tanto en cantidad (cinco gramos diarios cada semana, o cada dos semanas, en función de la resistencia metabólica que cada persona presente al adelgazamiento) como en variedad, ya que se van introduciendo, progresivamente, quesos frescos, semillas y frutos secos, vino y otras bebidas alcohólicas, frutas, legumbres, féculas y cereales.

Fase de premantenimiento:

En esta fase el incremento de la ingesta diaria de carbohidratos es de diez gramos cada semana. Siempre hay un momento, variable en función de cada persona (y que pudo llegar en la segunda etapa, con lo cual nunca se llegaría a llevar a cabo el aumento de diez en diez gramos), en que se deja de adelgazar. El premantenimiento debe continuarse con una ingestión ligeramente inferior a ese límite y hasta que se llegue al peso deseado.

Fase de mantenimiento:

En el momento en que se alcanza el peso ideal da comienzo la última fase de este método nutricional, denominada mantenimiento y que está concebida para seguirse de por vida. Consiste en no superar el Nivel Crítico de Hidratos de Mantenimiento y, como evidentemente es imposible en la vida real no sobrepasarlo alguna vez, seguir una serie de normas que permitan mantener el peso.

Por ejemplo, reducir el consumo de hidratos en los días previos o posteriores a aquellos en los que se tiene prevista una ingestión mayor, o volver a las fases más restrictivas de la dieta si se ha producido un aumento de peso, hasta que vuelva a alcanzarse aquel en el que se inició el mantenimiento.

Dieta Heller

En la dieta Heller, se pueden hacer 3 comidas al día, de las cuales 2 de ellas tienen que ser bajas en hidratos de carbono. La tercer comida se deberá empezar por un plato de ensalada.

Acto seguido, ponemos un plato en la mesa y lo dividimos mentalmente en 3 partes. Una parte la dedicamos a verdura, otra parte a proteínas (carne, pescado, huevos) y, la tercera parte la dedicamos a lo que nos parezca.

Es decir que siempre y cuando aquello que hayamos colocado este en la misma proporción que las verduras y las proteínas puede ser cualquier cosa.

Este plato se puede repetir cuantas veces como queramos, eso sí, siempre respetando las mismas cantidades.

La comida premio debe hacerse siempre a la misma hora, es decir, que no es aconsejable hacer un día esa comida por la noche, y al día siguiente hacerla por la mañana. Tenemos que dejar, al menos, 24 horas entre una comida premio y otra.

Be the first to comment on "Algunas dietas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*